Nordic Noir. Negro De Verdad.

Quienes me leen, saben que no soy muy fan del Nordic Noir. Me recuerdan las novelas del género a los muebles de Ikea. Funcionales, medianamente cómodos. Pero que no aportan nada a la decoración. Insulsos, insípidos. Como beber agua. Te quita la sed, pero aparte de eso. No aporta sabor, ni placer, fuera del hechoSigue leyendo “Nordic Noir. Negro De Verdad.”