Todos los finales de año. Siempre es igual, listas, listas y más listas. Lo imprescindible, lo mejor del año. Eso si, la mayoría de ellas. O están elegidas por críticos literarios, o recomendadas por escritores. Ambos grupos suelen barrer para casa. Y siempre en sus listas salen obras, que pertenecen al sello editorial que les paga por escribir.

A mí también me provocan curiosidad las listas y por supuesto las recomendaciones y para el último articulo de este blog del año. Me planteé preguntar a gente que lee mucho y bien. Cuáles habían sido sus lecturas preferidas de este año, que por suerte se acaba. La pregunta era clara. El mejor libro que habías leído este año. Daba igual género o época de publicación. No era una cuestión de modas o novedades.

La idea era descubrir lecturas de calidad y darlas a conocer. Las listas de la gente que lee y la de los supuestos profesionales. No se parecen en nada. Ni un solo libro recomendado por los críticos, está en la lista elegida por l@s lectores. De hecho hay de todo. Supongo que cada uno ha tirado por el género que más le ha gustado.

Estos son los libros que más han gustado este año.

En 1907, en Tiflis, Georgia, un revolucionario bolchevique llamado Leonid Voloch asalta un carruaje postal protegido por cosacos y huye en un tren con la ayuda de un camarada georgiano. Saltan del tren en marcha y el georgiano lo conduce a través de un bosque hasta una extraña esfera transparente, de no menos de ocho metros de altura y con varias presencias en su interior, que se abre para recibirlos. En ese momento el georgiano se desabrocha el cuello de la casaca, desliza los dedos de ambas manos y se quita la máscara que hacía la función de cara, incluidos el pelo oscuro y el bigote. Asoma entonces un ser alienígena de facciones vagamente humanas…
Muchos años después, la supuesta hija de Leonid, que es además una supuesta alienígena, busca a su padre para llevarlo de regreso al planeta Nacun. Para ello visita en el Moscú ya revolucionario a Alexandr Bodgánov, un personaje real que parece salido de una novela: médico, economista, filósofo, fundador e ideólogo del movimiento artístico proletario llamado Proletkult, escritor de ciencia ficción y director de un centro de transfusiones pionero en la curación de enfermedades nerviosas (y acaso en la búsqueda de la eterna juventud). Y así, en este pastiche de realismo socialista y ciencia ficción (también socialista), aparecen revolucionarios exiliados en Capri, policías secretos, civilizaciones interplanetarias organizadas en perfectas sociedades comunistas, El capital y un hito de la ciencia ficción socialista titulado ―cómo no―   Estrella roja, Lenin y Stalin…
OMICRON. Una tierra condenada a la destrucción envía a sus niños para colonizar el sistema de Alpha Centauri. Décadas más tarde, no todos han muerto en las guerras de la Vieja Tierra y una nave generacional terrestre, protegida por el ejército, se dirige a Alpha Centauri, para reafirmar el control de la Tierra sobre la orgullosa colonia. Pero la nueva sociedad creada en Quirón no ve las cosas de la misma manera. Orgullosos de su nueva cultura no tendrán otro remedio que enfrentarse a sus padres…

Todas las civilizaciones han creído a lo largo de la historia en la existencia de un mundo subterráneo, al que nosotros conocemos como Infierno, y en el que criaturas salvajes dirigidas por Satán torturan a los infelices humanos que han sido condenados. Hoy día lo consideramos simplemente un fruto de la imaginación humana destinado a austarnos; pero algo está pasando, algo común a distintos lugares del mundo, que impulsa a pensar que el Infierno existe realmente. 

Cómo se explica sino lo que le sucede a Ike cuando una tormenta le obliga a refugiarse en una cueva del Himalaya junto a su expedición y descubre un cadáver crucificado cuyo cuerpo, salvajemente mutilado y torturado, está lleno de mensajes de adoración al diablo… O que a Ali, una monja misionera destinada en una aldea de leprosos en África del sur, se le revele que los indígenas mantienen contacto directo con una bestia a la que ofrecen sacrificios humanos… O que en una fosa común en Bosnia un curtido soldado norteamericano afirme haber sido rodeado por multitud de extraños seres, apenas humanos, que han arrancado los ojos y el brazo de uno de sus compañeros… Todo ello al mismo tiempo que en Java alguien o algo, demostrando una fuerza sobrehumana, ha matado a un hombre y ha arrancado de una escultura la efigie que representaba a Satán. 

En pleno inicio del tercer milenio la humanidad tendrá que enfrentarse a un enemigo cuya existencia casi había olvidado. Un enemigo cruel y poderoso que habita justo debajo de nuestros pies, oculto en un mundo de intrincados túneles en el que los humanos a los que se permite sobrevivir son convertidos en esclavos».
El asedio de Viena convertido en el escenario de una guerra mágica subterránea. Brian Duffy, un soldado de fortuna, es contratado para actuar de guardián en una taberna de Viena, en la que se fabrica la fabulosa cerveza Herzwesten. Sin embargo, hay algo extraño en todo ello: ha sido guiado allí por criaturas de las antiguas leyendas que pretenden que él es el paladín de Occidente. Esencia oscura es el título con el que Tim Powers empezó a labrarse la reputación de maestro de la fantasía histórica. En ella, mezcla con su coctelera particular los mitos del Rey Pescador, el ciclo artúrico y diversas leyendas árabes, sitúa la trama en el escenario del asedio de Viena por parte de los turcos, la condimenta con la presencia un grupo de vikingos y obtiene de todo ello una de sus inimitables novelas 
Una epopeya que abarca galaxias y miles de años de historia. En un mundo semidesértico perdido en una galaxia olvidada, toda la vida gira en torno al hilado de alfombras de cabellos. Gracias al dinero que su padre antes que él obtuvo por la venta de un tapiz, cada tejedor abre su taller y elabora, a lo largo de toda su vida, una alfombra espléndida con los cabellos de sus esposas e hijas. Tras venderla para entregar a su vez el dinero a su único hijo, la alfombra se une a inmensas caravanas que convergen en el espaciopuerto, desde donde parten fastuosos bajeles estelares rumbo, dicen, al palacio del divino Emperador. Pero, ¿cuál es el propósito que lleva al sacrificio de tantas vidas para elaborar alfombras de cabellos? ¿Y si fueran ciertos los rumores de que el Emperador ha sido derrocado? 
Sita Dulip ha perdido el avión. En lugar de escuchar los confusos mensajes que salen por megafonía o intentar aguardar en las criminales sillas de plástico clavadas al suelo, descubre un método para trasladarse a universos paralelos desde las salas de espera de los aeropuertos, técnica que se populariza hasta tal punto que nace una agencia de viajes interplanetarios.
De este modo, visitaremos culturas con rasgos de lo más insólitos: un país en el que la inmensa mayoría de personas son de sangre azul y viven pendientes de las peripecias de la única familia de plebeyos, una sociedad que está regida por la ira y la violencia, otra donde siempre es Navidad y cuyas ciudades constituyen un gigantesco centro comercial, la isla de los seres inmortales, o un pueblo en el que la manipulación genética ha causado estragos…
¿Qué pasaría si un inocente juguete dinamitara nuestra noción de libre albedrío? ¿Y si fuera posible ponerse en contacto con versiones de nosotros mismos en otras líneas temporales? Si creáramos mascotas virtuales provistas de una inteligencia artificial que les permitiera aprender como si fueran niños humanos, ¿qué clase de compromiso ético deberíamos asumir con su educación y su futuro? ¿Y qué ocurriría si pudiéramos visionar cualquier episodio de nuestra vida tal como sucedió, sin el matiz afectivo y el sesgo interpretativo de lo que llamamos «recuerdos»? No importa cuál sea el tema que trate Ted Chiang en sus narraciones, siempre demuestra una formidable habilidad para indagar en los enigmas de la condición humana y abordar los conflictos éticos que la relación con la tecnología plantea en nuestra existencia. Lejos del enfoque distópico hoy predominante en las narraciones futuristas, las historias de Chiang muestran una perspectiva abiertamente positiva y vitalista, delineando preguntas filosóficas de un enorme calado humano. Ted Chiang es uno de los nombres insoslayables de la ciencia ficción, género en el que desde hace años goza del más sólido prestigio, como atestigua la infinidad de premios que su obra ha recibido; reveladores, elegantes y sorprendentes, los relatos de Exhalación lo sitúan, sencillamente, entre los autores indiscutibles de la literatura estadounidense actual.

Premio Hugo 2006 de novela corta. Una sorprendente historia de amor entre un escéptico profesional y una actriz de cine desencantada. La sorpresa (y las dudas…) resultan inevitables al intentar desenmascarar a una médium presunta canalizadora de espíritus del pasado que parece ser capaz de vehicular el espíritu del gran escéptico y crítico de las seudociencias H.L. Mencken. ¿Fraude o verdad?

Una cabaña sin ventanas en medio del bosque. La vida de Lena y sus dos hijos sigue reglas estrictas: los horarios para comer, ir al baño o estudiar se respetan a rajatabla. El oxígeno les llega a través de un «aparato de circulación». El padre provee a la familia de alimentos, los protege de los peligros del mundo exterior, se ocupa de que sus hijos siempre tengan una madre. Pero un día consiguen escapar… y es entonces cuando empieza la verdadera pesadilla. Porque todo parece indicar que el secuestrador quiere recuperar lo es suyo. En un thriller tan emocionalmente impactante como profundamente conmovedor, Romy Hausmann va desplegando línea a línea el panorama de un horror que sobrepasa toda capacidad de imaginación.
Cinco mujeres asesinadas. Cinco acusados: tres policías veteranos, un profesor de universidad, el célebre deportista O.J. Simpson. El forense Henry C. Lee cuenta con detalle su participación en estos casos, reconstruyendo los hechos, la investigación policial, el juicio y el análisis de las pruebas científicas que llevaron a la condena o absolución del acusado.
Un cuerpo lleno de cicatrices y pesadillas cada noche es todo lo que le queda a Smoky. La mejor jefa de equipo del FBI nunca imaginó que ella también sería una víctima, que una noche un maníaco entraría en su casa y mataría a su marido y su hija. Aunque ella misma acabó con el asesino, ahora solo le queda una soledad insoportable. Sin embargo, descubre otro buen motivo para vivir: otro psicópata, que se considera a sí mismo descendiente de Jack el destripador, está dejando un reguero de cadáveres. Smoky reúne a su viejo equipo y vuelve a convertirse en una eficaz cazadora. Pero su presa parece saberlo todo sobre ella: escarba en los secretos más íntimos de Smoky y saca a la luz recuerdos a los que nadie podría enfrentarse sin perder la cordura.
Él, guapo y rico; ella, encantadora y elegante. Él, un esforzado profesional de la abogacía que jamás ha perdido un caso; ella, un ama de casa intachable, excelente jardinera y cocinera, entregada al cuidado de su hermana discapacitada.
Aunque llevan poco tiempo casados, lo tienen todo. Por más que uno se resista, siempre caen bien. La paz y la comodidad de su hogar, y la exquisitez de las cenas que organizan, cautivan sin remedio. Apetece intimar con Grace, pero no es fácil… Jack y Grace son inseparables. Para algunos, es amor verdadero. Otros no entienden por qué Grace nunca coge el teléfono.
¿Cómo es que no sale ni a tomar café, si no trabaja? ¿Cómo puede estar tan delgada con las delicias que cocina? ¿Cómo sale de casa sin nada en el bolso, ni un mísero bolígrafo? ¿Por qué razón los ventanales de la planta baja de su casa disponen de persianas blindadas? ¿Qué ocurre al cerrar la puerta, cuando la fiesta termina?
1975. A un pueblo de esa España que empieza a vaciarse llega la nueva maestra con sus hijos. El más pequeño es David. La vida del niño consiste en ir a la era, desollarse las rodillas, asomarse a un pozo sin brocal y viajar cerrando los ojos en el ultramarinos. Hasta que llega una cuidadora a casa y sus vidas cambiarán para siempre. De Emérita, David aprenderá todo lo que hay que saber sobre las cicatrices del cuerpo y las heridas del alma. Gracias al chico, ella recuperará algo que creyó haber perdido hace mucho.
Los ingratos es una emocionante novela sobre una generación que vivió en aquella España donde se viajaba sin cinturones de seguridad en un Simca y la comida no se tiraba porque no hacía tanto que se había pasado hambre. Un homenaje, entre la ternura y la culpa, a quienes nos acompañaron hasta aquí sin pedir nada a cambio.

El padre Abraham Van Helsing, un anciano sacerdote jesuita que, de niño, sobrevivió a los campos de exterminio nazis, descubre la existencia de un fondo documental que perteneció a su tío abuelo, el respetado teólogo. Mientras examina los diversos documentos que lo componen cartas, diarios, memorándums, el padre Van Helsing va reconstruyendo la genealogía de su familia, la cual, generación tras generación, ha dedicado sus esfuerzos a luchar contra un hombre que, para vencer a la muerte, escogió convertirse en un demonio. Desde el siglo XV hasta nuestros días, las andanzas del malvado inmortal y las de diferentes miembros de la saga de los Van Helsing se entrecruzan con multitud de personajes históricos: entre otros, el Sultán Murad, el rey Matthias Corvinus de Hungría, la condesa Báthory, Napoleón Bonaparte y su médico, el doctor Larrey, la Reina Victoria de Inglaterra, los escritores Oscar Wilde y Arthur Conan Doyle, Heinrich Himmler, Adolf Hitler, el papa Juan Pablo II y Nicolae Ceaucescu. Los archivos de Van Helsing es, por una parte, una novela fantástica cargada de homenajes a los clásicos del género

Sorpresas por los títulos elegidos?. No. La pregunta era clara. ¿El mejor libro que habéis leído este 2021?. No importaba época, ni antigüedad del libro, ni género. Y al final que es un buen libro?. O el que más te enseña, o el que más te entretiene o el que más cuesta dejar y menos quieres que termine. Tan sencillo como eso. A tod@s que habéis contestado muchas gracias, por hacerlo y gracias por dar ideas de lectura a otr@s usuarios.

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.