Una Buena, Una regular Y Una Mala.

Empezamos por la mala. Empiezo diciendo que eso de escribir novelas a cuatro manos. O sea de dos autores diferentes, escribiendo en pareja. No me convence nada. Aun que ambos autores, cultiven el mismo género, al final cada uno escribe de una forma diferente y si ninguno de ellos, tiene una forma definida de escribir y contar la historia. Malo.

Y ya cuando en la novela a cuatro manos, los dos vuelcan los defectos de sus novelas propias. Apaga y vámonos. Ese ha sido el problema de esta novela.

Una noche, Michael Fitzgerald descubre a una joven muerta en su bañera al volver del supermercado. Al lado del cadáver hay una pluma de gorrión. Aterrorizado, llama a la policía, que le interroga sobre la víctima, Alyssa Tepper, a la que él asegura no conocer. El detective Dobbs y la agente Gimble, del FBI, unen fuerzas en lo que parece un simple asesinato: cuando salen a la luz fotos en las que Michael aparece besando a Alyssa, es arrestado de inmediato, pero a las pocas horas aparece otra víctima con el mismo patrón: una pluma de gorrión colocada al lado del cuerpo. Cuando aparecen más, no solamente en Los Ángeles, sino repartidas por todo el país, tienen claro que se enfrentan a un nuevo serial killer, al que apodan Birdman.

J.D. Barker. Tiene dos libros que me gustaron mucho. Uno sobre los orígenes de Drácula y el cuarto mono. El inicio de una trilogía que para mí, en el tercer libro se le desmadra la historia por todos los lados. Los empieza muy bien, pero se viene arriba rápido y acaban siendo un sinsentido. De tanta giro de la historia.

James Patterson es un escritor con buenas ideas, y un desarrollo irregular de sus historias. Les mete un ritmo muy rápido. Para un libro demasiado. Da la sensación de que escribe pensando en vender los derechos al cine o la televisión, para su adaptación. Olvidándose de que el ritmo de la tele es diferente al de la lectura.

Este libro entre que a uno las ideas se le desmadran de tanto retorcerlas, para darnos continuas sorpresas y el otro va acelerado contando la historia. Da para mi gusto una novela, que es un quiero y no puedo. O sea mala.

La regular.

Jessica, la hija adolescente del gran magnate de Los Ángeles Lou Silver, desaparece mientras volvía a casa del colegio. Su profesor, Bobby Nock, un afroamericano de veinticinco años, se convierte en el principal sospechoso cuando salen a la luz unos mensajes ilícitos que había intercambiado con la alumna y se halla sangre de la víctima en su coche. El proceso judicial se convierte en el más mediático de la última década. La fiscalía cree estar ante un caso sólido y fácil de ganar, pero Maya Seale, una joven que forma parte del jurado popular, está convencida de la inocencia de Bobby y comenzará a influir en el resto de los miembros para declararlo no culpable.
Esta controvertida decisión, que cambiará el destino de todos para siempre, es cuestionada diez años después, cuando el caso se reabre y la carrera de Maya, ahora abogada de prestigio, se tambalea. Y también se verán sacudidas las vidas, llenas de secretos, de los jurados y la de la propia familia Silver, mientras se ha perdido todo rastro de Bobby.

Mira que me gusta a mí un buen thriller legal. He leído algunos buenísimos. Dan juego para meter giros, para jugar con el lector con la culpabilidad o inocencia del acusado. Al final los juicios americanos, parecen una gran obra de teatro, que gana no la verdad. Si no la capacidad del abogado o el fiscal de sacarse un conejo de la chistera. Y de poder manipular al jurado.

De hecho la propia elección del jurado, ya ha dado para libros buenísimos. La manipulación del mismo. Ya es un primer paso importantísimo del propio juicio.

Como thriller judicial esta bastante bien, sin ser de los grandes. La idea es buena y no le falta originalidad al argumento. ¿Entonces porque regular?

Pues porque el autor le añade peso a tramas como la relación amorosa de la protagonista, que al final no aportan nada, más que llenar páginas. Los saltos entre dos épocas de tiempo de 10 años, no están mal. Pero podrían estar mejor resueltos.

La verdad es que el autor, escribe un thriller judicial, y en muchas páginas, Las de los pensamientos de la protagonista. Intenta demostrar que es un buen escritor y eso mismo hace que nos salgamos de la trama a veces. En una palabra no aportan nada.

Un buen thriller judicial se tiene que centrar exclusivamente en el caso. Con los giros que quieras. Todo lo que sea salirse del caso. Va contra la misma historia y eso es el defecto de este libro.

Y ahora a por el bueno. Muy bueno la verdad.

La caída del Reich y la derrota definitiva de Alemania han transformado la fisonomía de Berlín, que ahora es una ciudad ocupada por los cuatro ejércitos de los vencedores. Un muchacho de quince años que vive cerca de la estación de metro Onkel Toms Hütte, en el sector estadounidense, encuentra el cadáver de una joven rubia de ojos azules. La mujer presenta señales inequívocas de haber sido brutalmente asesinada. Ella será la primera de una serie de víctimas que solamente tienen en común su aspecto físico. Cada una tenía una vida por delante, que se ha visto prematuramente interrumpida. Ahora ya nadie duda de que la policía se enfrenta a un asesino en serie, que se mueve en una ciudad marcada por la muerte. Berlín, 1945 es una absorbente, elegante y atípica novela policíaca que, además, trasciende el género negro para ofrecernos un descarnado retrato de una ciudad y de sus habitantes, ahora destrozados por la guerra, que no hace tanto vivieron tiempos mejores, aunque parezca que ya haya pasado una eternidad.

De este libro no tenía ni idea de su existencia. Me lo recomendó una ávida lectora con muy buen gusto literario. (Gracias Sol).

Como novela negra, no vale un pepino, la verdad. El caso no es interesante, el psicópata ni fu ni fa, ¿y la resolución?. Sencilla y nada brillante. En resumen como novela negra pura y dura. Muy mala.

Entonces como eso de muy buena novela?. Porque la parte criminal es una excusa para la finalidad de la novela. Me explico.

Cada vez que en el libro hay una víctima, el autor nos cuenta la vida de la mujer asesinada. Su pasado durante el ascenso de los nazis, su vida actual durante la ocupación de Berlín por los vencedores. Hay esta la brillantez del libro y de la historia de esas mujeres. Magníficamente perfiladas.

Y entiendes que el psicópata por muy malo que sea, es un aficionado comparado con algunos de los personajes que se cruzan en la vida de esas mujeres. El libro a mí me ha gustado mucho. Tanto las protagonistas, como los secundarios. Te llegas a cabrear leyéndolo, porque sabes que todas las vicisitudes que pasan las mujeres de la historia. No las van a llevar más que a la mesa de autopsias al final de cada historia.

Como novela muy buena, como un retrato histórico de la época. Sobresaliente. Como genero negro. Muy flojo. Pero cuando lo estás leyendo te da igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: