Literatura, Sobre El Horror En La Tierra.El Holocausto.

De todas las épocas bárbaras, que la historia nos ha dado. Personalmente para mí el holocausto. Es la cumbre del horror. Toda guerra lleva aparejada, la matanza de civiles, entre otros horrores. Pero el holocausto fue la industrialización de esas matanzas. No era cuestión de matar enemigos, que es algo que se sobreentiende en una guerra. Al final es su esencia misma.

Esto fue el exterminio de una raza, daba igual sexo, edad o nacionalidad. De una manera fría y metódica. Plenamente consciente y fríamente organizada.

Literatura sobre el holocausto hay muchísima. Tengo un amigo que es historiador y sabe muchísimo del tema. Este amigo dice que una gran parte de dicha literatura es totalmente inventada. No por que no sucediera, que esta fuera de toda duda el exterminio de millones de personas. Me comenta que cuando vea que en un libro. Diarios escritos dentro del campo. Que no me lo crea. Te garantizo que no tenían ni papel, ni con que escribir y el riesgo era altísimo de que los descubrieran.

Muchas de estas supuestas memorias, son de niños en el campo. La inmensa mayoría de los niños, como para los nazis no eran mano de obra. Directamente eran asesinados al poco de llegar, y los que no, no sobrevivían más de unas semanas.

Estos que voy a recomendar, si son libros auténticos. He intentado en la lista, poner diferentes enfoques del tema. Lo que no va a ver es libros de revisionistas y negacionistas. Que los hay. Por que no merece la pena ni nombrarlos. Lo que paso, paso y como no se puede echar el tiempo atrás. Pues que no se nos olvide y jamas vuelva a pasar.

El 20 de enero de 1942,en una casa a orillas del Wannsee, un lago del Berlín suburbano, tuvo lugar una de las reuniones más terribles de la historia de la humanidad.Esta reunión, presidida por Reinhard Heydrich y organizada por Adolf Eichmann, congregó a los representantes de los principales organismos nazis de la Europa del Este.El objetivo:forjar un plan que peinaría Europa de este a oeste en busca de judíos, un.0 plan que conduciría a la «solución final» de forma consecuente y sistemática.

Todo tiene un principio. Y esta reunión lo fue de los hechos más terribles que en la historia se ha dado.

KL: Historia de los campos de concentración nazis de [Nikolaus Wachsmann, Cecilia Belza, David León]
Nikolaus Wachsmann ofrece en esta obra histórica de referencia una crónica equilibrada, completa y sin precedentes de los campos de concentración nazis, desde sus comienzos en 1933 hasta su extinción —hace setenta años— en la primavera de 1945. Sobre el Tercer Reich se ha investigado más a fondo que sobre casi cualquier otro período de la historia y, sin embargo, no ha existido hasta ahora ningún estudio del sistema de campos de concentración que revisara exhaustivamente su prolongada evolución, la experiencia cotidiana de quienes vivieron en ellos —tanto verdugos como víctimas— ni la de todos aquellos que estuvieron en lo que Primo Levi denominó «la zona gris».

La historia de todos los campos de concentración y su funcionamiento interno.

Auschwitz se convirtió en una fábrica de muerte, donde se arrojaba a los niños vivos a las hogueras. Un lugar atroz, con médicos sanguinarios como Mengele y hasta con un burdel para estimular a los prisioneros más trabajadores. Pero tal vez lo más terrible resulte saber que más del 85% de los miembros de las SS que sobrevivieron a la guerra han quedado impunes.

El más infame de los campos de concentración nazis.

Tuve la suerte de no ser deportado a Auschwitz hasta 1944, después de que el gobierno alemán hubiera decidido, a causa de la escasez creciente de mano de obra, prolongar la vida media de los prisioneros que iba a eliminar.» Así comienza Si esto es un hombre, crónica en lenguaje mesurado y sobrio de la espera de la nada, la privación cotidiana, el olvido de la condición humana de los prisioneros de los campos de exterminio nazis.
Completan la Trilogía de Auschwitz dos obras posteriores: La tregua (1963), relato picaresco de las tribulaciones de un grupo de italianos, liberados de los campos nazis, que recorren durante meses los caminos de Europa central en compañía del Ejército Rojo, y Los hundidos y los salvados (1986), un ensayo en el que Primo Levi trata de comprender las condiciones y circunstancias que permiten la degradación del ser humano.

Probablemente Primo Levi.Escribió en primera persona la mejor literatura de memorias de los campos. No solo eso. Intento entender a sus verdugos. Aun que creo que no lo logro y acabo suicidándose.

A partir del juicio que en 1961 se llevó a cabo contra Adolf Eichmann, teniente coronel de la SS y uno de los mayores criminales de la historia, Hannah Arendt estudia en este ensayo las causas que propiciaron el Holocausto y el papel equívoco que desempeñaron en tal genocidio los consejos judíos -cuestión que, en su época, fue motivo de una airada controversia-, así como la naturaleza y la función de la justicia, aspecto que la lleva a plantear la necesidad de instituir un tribunal internacional capaz de juzgar crímenes contra la humanidad.
Poco a poco, la mirada lúcida y penetrante de Arendt va desentrañando la personalidad del acusado, analiza su contexto social y político y su rigor intachable a la hora de organizar la deportación y el exterminio de las comunidades judías. Al mismo tiempo, la filósofa alemana estudia la colaboración o la resistencia en la aplicación de la Solución Final por parte de algunas naciones ocupadas y expone problemas cuya trascendencia sigue determinando la escena política de nuestros días.
Más de cincuenta años después de su publicación, Eichmann en Jerusalén sigue siendo uno de los mejores estudios sobre el Holocausto, un ensayo de lectura inaplazable para entender lo que sin duda fue la gran tragedia del siglo XX.

Este libro es imprescindible, para entender lo que pasaba por las mentes de los genocidas. La respuesta es aterradora. En el caso de Eichmann, solo era un funcionario que hacia su trabajo.

Shlomo Venezia tenía 21 años cuando fue deportado junto a su familia a Auschwitz. Como era joven y fuerte, fue uno de los elegidos para formar parte de los Sonderkommandos, las brigadas de prisioneros judíos que bajo la supervisión de los SS sacaban los cadáveres de las cámaras de gas y los quemaban. Este infame trabajo les valía pequeños privilegios en ropa y comida, y aunque la mayoría de quienes formaron parte de estas brigadas fueron asesinados para que no se convirtieran en incómodos testigos, el autor de este libro logró sobrevivir y nos lega un relato único de cómo funcionaba la bárbara maquinaria de muerte nazi. Como dice Simone Weil en el prólogo: “Leo numerosos relatos de antiguos deportados que vuelven a sumirme, cada vez, en la vida del campo. Pero el de Shlomo Venezia es particularmente conmovedor, puesto que es el único testimonio completo que poseemos de un superviviente de los Sonderkommandos… La fuerza de este testimonio se debe a la irreprochable honestidad de su autor, que solo cuenta lo que él mismo ha visto, sin omitir nada”.

Un testimonio, de alguien que estaba en el corazón mismo de la máquina de aniquilar a millones de personas. Y era judío.

Sobibor, un campo de concentración secreto situado en Polonia y en el que murieron asesinadas 250.000 personas, en su mayoría judías, fue el escenario de una de las mayores fugas de prisioneros. Las entrevistas del autor con dieciocho de los supervivientes son la base de este libro junto a diarios y artículos que dan mayor veracidad a la descripción del campo y de la evasión.

La principal obligación de un prisionero, es escapar aun que sea de un infame campo de concentración. Muy pocos lo consiguieron.

En febrero de 1933, en el Reichstag tuvo lugar una reunión secreta, que no estaba en el orden del día, en la que los industriales alemanes ―entre los que se contaban los dueños de Opel, Krupp, Siemens, IG Farben, Bayer, Telefunken, Agfa y Varta― donaron ingentes cantidades a Hitler para conseguir la estabilidad que él prometía. Desde ese año, Hitler ideó una estrategia de cara a la comunidad internacional para anexionarse Austria «pacíficamente»; para ello, mientras se ganaba la aquiescencia o el silencio de primeros ministros europeos, mantuvo una guerra psicológica con Schuschnigg, el canciller austriaco, hasta que la invasión (un alarde del legendario ejército alemán, que ocultaba graves problemas técnicos) fue un hecho.
Esta novela desvela los mercadeos y vulgares intereses comunes, las falsedades y posverdades, que hicieron posible el ascenso del nazismo y su dominio en Europa hasta la Segunda Guerra Mundial, con las consecuencias de todos conocidas. El orden del día narra de un modo trepidante y muy novedoso, en escenas memorables, las bambalinas del ascenso de Hitler al poder, en una lección de literatura, historia y moral política.

Las empresas que se aprovechaban de esa mano de obra esclava.

El hombre que quiso entrar en Auschwitz nos ofrece el impactante testimonio real de Denis Avey, soldado británico que durante la Segunda Guerra Mundial se introdujo voluntariamente en Buna-Monowitz, el campo de concentración conocido como Auschwitz III, para ser testigo de los horrores que allí se cometían.

En el verano de 1944, Denis Avey había sido capturado por los nazis y compartía trabajos forzados con los prisioneros judíos del campo de concentración de Auschwitz. Allí trabó amistad con varios de los presos, entre ellos Hans, un judío holandés que sobrevivió al exterminio gracias a la ayuda de Denis cuando este, conocedor de su terrible situación, ideó un intercambio para que Hans pudiera alimentarse mejor y descansar en el barracón de los prisioneros ingleses. En su lugar, Denis vistió el pijama a rayas y vivió en primera persona la crueldad, la humillación y la destrucción de un sitio que, según nos relata, era lo más parecido al «infierno en la tierra».

Durante décadas el autor fue incapaz de evocar un pasado que todavía le atormenta. Sesenta y cinco años después de la pesadilla vivida, ha decidido romper su silencio para contar toda su historia, tan apasionante como conmovedora, que nos brinda una singular perspectiva de la mente de un hombre corriente que ha logrado convertirse en un modelo único de valentía y generosidad.

Una historia absolutamente verídica y real de valentía. Para poder contar luego la verdad.

El impostor de [Javier Cercas]
¿Quién es Enric Marco? Un nonagenario barcelonés que se hizo pasar por superviviente de los campos nazis y que fue desenmascarado en mayo de 2005, después de presidir durante tres años la asociación española de los supervivientes, pronunciar centenares de conferencias, conceder decenas de entrevistas, recibir importantes distinciones y conmover en algún caso hasta las lágrimas a los parlamentarios españoles reunidos para rendir homenaje por vez primera a los republicanos deportados por el III Reich.
El caso dio la vuelta al mundo y convirtió a Marco en el gran impostor y el gran maldito. Ahora, casi una década más tarde, Javier Cercas asedia, en este thriller hipnótico que es también un banquete con muchos platos -narración, crónica, ensayo, biografía y autobiografía-, el enigma del personaje, su verdad y sus falsedades y, a través de esa indagación que recorre casi un siglo de historia de España, bucea con una pasión de kamikaze y una honestidad desgarradora en lo más profundo de nosotros mismos: en nuestra infinita capacidad de autoengaño, en nuestro conformismo y nuestras mentiras, en nuestra sed insaciable de afecto, en nuestras necesidades contrapuestas de ficción y de realidad, en las zonas más dolorosas de nuestro pasado reciente.

También están los que tiempo después, intentaron hacer negocio. Fingiendo vivencias que no habían sufrido.

El nazismo postuló que todos aquellos que no fueran arios no eran humanos y por tanto serían tratados como animales. Si era ético experimentar con perros, gatos y ratones, ¿qué problema habría en hacerlo con judíos, polacos, gitanos u homosexuales? La respuesta la encontramos en los campos de concentración nazis donde cientos de fieles guardianas, con la sangre “limpia” y libres de intoxicaciones, se convirtieron en las torturadoras y asesinas más despiadadas de la Segunda Guerra Mundial. No son tan famosas como los Hitler, Himmler, Goebbels o Mengele pero la Historia más siniestra de la Humanidad tiene su hueco para estas auténticas arpías, las caras inhumanas que tantas víctimas dejaron tras de sí. Como el caso de Hermine Braunsteiner, “La Yegua de Majdanek”, que disfrutaba propinando severas coces en el estómago de sus confinadas. O Irma Grese, el “Ángel de Auschwitz”, cuyo pasatiempo favorito era echar a sus perros para que devoraran a las prisioneras. A lo largo de este libro, la autora recoge la biografía de un total de 19 mujeres que participaron activamente en la maquinaria bélica del Nacionalsocialismo y que sucumbieron ante el poder, la sangre y la muerte. ¿Tuvieron otra salida? Sí. No obstante, optaron por tomar las riendas, acatar órdenes y aliñar sus actuaciones con fuertes dosis de vejación, maltrato y sadismo.

Aun dentro de los monstruos, hay escalas de bajeza. Estas mujeres están en lo más alto de dicha escala. Difíciles de creer sus actos. Pero perfectamente documentados y verídicos.

Yo, comandante de Auschwitz es el autorretrato de uno de los personajes más monstruosos de todos los tiempos: Rudolf Höss, el hombre que seguramente más supo sobre el modo en que los nazis intentaron llevar a cabo la así llamada «solución final». Capturado por los ingleses al finalizar la guerra, se le ordenó escribir estas memorias, tarea con la que al parecer disfrutó y que acometió con la mayor sinceridad. 

El punto de vista del verdugo. Frio aséptico. Para el un trabajo como otro cualquiera.

No he incluido ninguna novela de ficción. Que las hay. Creo que algo tan terrible. No se debe usar como escusa para la ficción. Creo que hay que acercarse al tema. De la mano de expertos, historiadores y gente seria en la materia.

Hoy no me voy a despedir con un. Que disfrutéis de la lectura. Por que el tema no invita al disfrute. Pero tengo claro que semejante barbaridad no se debe de olvidar nunca. Si algo así se repitiera con la tecnología actual. Pone los pelos de punta, solo de pensarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: