John Grisham o la Conciencia De La Justicia Justa.

Vaya por delante, que opino que si la justicia no es justa. No es justicia. De hay la redundancia del título.

Me declaro muy aficionado al buen thriller judicial, tanto en literatura como en el cine. Por suerte es un genero del que hay mucho escrito, y hay buenos autores que se dedican en exclusiva a él. Es un genero agradecido de escribir, por que puedes introducir muchas variables.

El falso culpable, el falso inocente, el jurado, el juez, pruebas manipuladas. El enfrentamiento entre el fiscal y el abogado defensor. Lo difícil es encontrar el equilibrio entre los conocimientos jurídicos y de la maquinaria de la justicia y los muy cortos conocimientos de ese mundo que tenemos la inmensa mayoría de los lectores.

Nos gusta que nos expliquen un poco, como funciona la maquinaria legal, y que se puede y no se puede aportar en un juicio. Cuales son las líneas rojas de la justicia. Pero tampoco nos gusta que el libro se acabe convirtiendo en una clase avanzada de derecho jurídico. Por que nos perdemos y con ello el interés en la trama.

John Grisham, para mi gusto personal es el mejor de todos los autores de thrillers políticos. Como abogado que fue y parece que bastante bueno, sabe de lo que escribe, pero nunca se deja llevar por el exceso de información puramente jurídica. Con los años y los libros ha ido puliendo su estilo cada vez a mejor.

Pero lo que más me gusta a mí de john Grisham, es la conciencia moral y ética que plantea en sus casos. Son mucho más profundos que un juicio con sus trampas y sus giros de la historia. No solo te hace seguir con interés sus libros, te plantea dudas éticas. Critica muchas veces a la propia justicia y sus mecanismos, que al final solo son una correa de trasmisión de los gobernantes y sus leyes.

El autor nació en el año 1955, en Arkansa, en el profundo y racista sur de estados unidos. En 1981 se convierto en abogado. En 1984 presencio el testimonio de una niña de 12 años, victima de violación. Ese testimonio lo marco. Pues le hizo preguntarse que pasaría si el padre de la niña llegara a asesinar a los violadores.Y que postura tendría que tomar la justicia en ese caso. Tardo tres años en llevar sus inquietudes al papel. Lo ofreció a varias editoriales que lo rechazaron. Y una pequeña se lo acepto pero solo puso a la venta 5000 ejemplares.

Ni que decir tiene que el libro acabo siendo un éxito. El siguiente que escribió fue la tapadera. Hay ya era muy conocido y se imprimieron millones de ellos. El autor va a libro por año. Lleva vendidos más de 250 millones de libros y sumando.

Cuando le preguntan de donde saca la inspiración para sus novelas. Declara que solo con ver las noticias o abrir el periódico. Se da cuenta de que en muchos casos la justicia no funciona. Se plantea que ¿haría el en esos casos ?y ya tiene argumento para el próximo libro.

El dinero y la fama no le han cambiado absolutamente nada. De echo de vez en cuando retoma su faceta de abogado en casos que le parecen flagrantes abusos de poder de la justicia. Colabora profesionalmente y económicamente con El proyecto inocente. Una asociación de abogados sin ánimo de lucro. Que otorgan defensas de calidad en casos en los que consideran que un inocente, por las causas que sean. Ha sido condenado injustamente.

Me gusta Grisham, sus casos son sólidos, muy bien escritos y se hace preguntas que las trasmite al lector sobre el funcionamiento de la justicia o la no justicia. Te aporta algo más que una buena novela.

Un tipo que escribe un libro por año. Es muy difícil elegir unos cuantos. Esta es solo una opinión personal de los que más me han gustado. Cosa muy difícil, cuando no ha habido uno solo que no me haya gustado.

En Clanton, un pequeño pueblo de Mississippi, los delitos tienen distinto valor según la raza del culpable. Cuando Carl Lee Hailey mata a tiros a los rufianes que violaron a su hija de diez años, los habitantes de la zona -indignados al principio por la suerte de la pequeña, pero inmersos después en una espiral de violencia racista- pretenden llevarse por delante todo lo que obstruya su particular noción de justicia.
El encargado de defender a Hailey es el inexperto abogado Jake Brigance. Tiene un caso entre manos que puede impulsar su carrera o destrozarla por completo. Pero, con la confusión que reina en Clanton, también es uno de esos casos del que puede derivarse la muerte de un joven letrado blanco.

El primero que escribió. Racismo, justicia, venganza. Excelente.

el cliente (ebook)-john grisham-9788490621455

Un senador ha muerto, y Mark Sway, un chico de once años, es el único que sabe dónde está escondido el cadáver. En el FBI quieren que revele el paradero a toda costa, sea cual sea el perjuicio para Mark y su familia. Y el asesino quiere que mantenga la boca cerrada para siempre.

Reggie Love lleva menos de cinco años ejerciendo la abogacía. Solo ella puede salvar a Mark de dos amenazas aterradoramente simétricas. Juntos deberán enfrentarse al poder del aparato estatal y a las tretas de un asesino sin piedad.

El segundo que escribió, sigue con sus denuncias de el poder que se ejerce sobre los débiles. A cualquier precio.

La herencia de [Grisham, John]
Seth Hubbard está muriéndose de cáncer y ha decidido acabar con su vida. Es un hombre rico que no se fía de nadie, ni siquiera de su propia familia. Antes de ahorcarse, escribe a mano un nuevo testamento, aunque sabe muy bien que este texto provocará una lucha encarnizada entre sus hijos y su criada negra, la heredera principal. Jake Brigance es el abogado encargado de defender la última voluntad de Hubbard.
¿Por qué decidió Seth dejar su gran fortuna a la criada? ¿Estaba en su sano juicio después de los largos tratamientos de quimioterapia y de la ingestión continua de fuertes analgésicos?

A pesar de haber nacido en el profundo y racista sur de estados unidos. El autor es un reconocido anti racista.

Mark, Todd y Zola decidieron estudiar Derecho en Washington para cambiar el mundo, para hacer de él un lugar mejor. Pero ahora que están en el tercer año, se dan cuenta de que han sido víctimas de un fraude: pidieron un cuantioso préstamo para estudiar en lo que ha terminado siendo una escuela de segunda categoría, centrada en ganar dinero, y tan mediocre que los alumnos rara vez aprueban el examen final.

Investigando, descubren que la escuela es parte de una cadena operada por un fondo de dudosa reputación que, además, también dirige un banco especializado en préstamos estudiantiles.

Sin embargo, no todo está perdido. Puede que haya una forma de librarse de la deuda, desenmascarar al banco, destapar el fraude y sacar provecho al mismo tiempo. Pero para que su plan tenga éxito, tendrán que abandonar la escuela sin graduarse, lo que sería una locura… O quizá no.

Ajuste de cuentas de [Grisham, John]
Pete Banning era el hijo predilecto de Clanton, Mississippi. Héroe condecorado de la Segunda Guerra Mundial, patriarca de una notoria familia, granjero, padre, vecino y miembro incondicional de la iglesia metodista. Una mañana de octubre de 1946 se levantó temprano, condujo hasta la ciudad y allí cometió un asombroso crimen. Las únicas palabras que Pete pronunció ante el sheriff, sus abogados, el jurado, el juez y su familia fueron: «No tengo nada que decir». No temía a la muerte y estaba dispuesto a llevarse sus razones a la tumba.

Otra vez el racismo, como tema de su libro.

Lacy Stoltz es una joven investigadora y abogada de Florida, y su trabajo consiste en responder a las demandas relacionadas con la mala praxis judicial. Tras nueve años en el puesto, sabe que la mayor parte de los problemas derivan de incompetencias.
De repente le llega un caso de corrupción. Greg Myers afirma conocer un juez de Florida que ha robado más dinero que el resto de los jueces poco honestos juntos. Estaba involucrado en secreto con la construcción de un gran casino en tierras indígenas. La mafia financió el casino y ahora se lleva cada mes una buena tajada de la caja mensual. El juez también se lleva su parte y mira hacia otro lado. Todos contentos.
Pero ahora Greg quiere poner punto final a esta situación. Su único cliente conoce la verdad y quiere contarlo todo. Greg presenta una denuncia y el caso se le asigna a Lacy Stoltz, quien de inmediato sospecha que puede ser peligroso.
Pero el peligro es una cosa y la muerte, otra muy distinta.

Los jueces tampoco se libran, de la pluma critica de Grisham.

Portada de El secreto de Gray Mountain
Hace una semana Samantha Kofer trabajaba en una prestigiosa firma de abogados de Nueva York. Ahora trabaja gratis en una asesoría legal para clientes sin recursos en una pequeña ciudad de Virginia. La caída de Lehman Brothers supuso para ella la pérdida del trabajo, de la seguridad y del futuro. Su mundo no tiene nada que ver con su vida pasada de peces gordos y bonos desorbitados. En la actualidad se enfrenta a clientes reales con problemas reales en las tierras del carbón, donde la ley es diferente y defender la verdad significa poner en peligro la vida. Su nuevo jefe se dedica a demandar a las compañías mineras por los destrozos medioambientales que están devastando la comarca, y mucha gente lo odia por ello. La vida de Samantha ha dado un giro de 180 grados.

El Grisham más social.

Portada de El proyecto Williamson
Hubo un tiempo en que Ron Williamson era una joven promesa del béisbol. Cuando los Yankees estaban a punto de ofrecerle la oportunidad de cumplir su sueño, una inesperada lesión puso fin a su carrera. Ron tuvo que renunciar a la Liga Americana y regresar a casa de su madre, en la pequeña y tranquila Ada, en Oklahoma. Abandonado a la autocompasión no podía imaginar que en realidad no conocía el verdadero significado de perderlo todo. En 1982 aparece el cuerpo de Debra Sue Carter, una joven camarera conocida de Ron, brutalmente violada y asesinada. Unas pruebas insustanciales bastan para llevarle al corredor de la muerte. Víctima de un proceso judicial tan torpe como injusto, solo haría falta una prueba de ADN para demostrar su inocencia… Para su desgracia, la ciencia tardaría unos años en estar de su lado.

Un paso más allá del inocente condenado.

Portada de El intermediario
Un hombre con una valiosísima información clasificada se convierte en el blanco de los enemigos de Estados Unidos, mientras la CIA está dispuesta a sacrificar su vida en su lucha por la seguridad nacional. Joel Backman, uno de los abogados más poderosos de Washington, es encarcelado en una prisión federal por haber tenido acceso a información militar clasificada relacionada con unos misteriosos satélites de los que nadie conocía la existencia. Seis años más tarde recibe el indulto del Presidente. Lo que no imagina es que detrás de esta decisión se ocultan intereses de la CIA. Con el pretexto de que la información que posee podría ganarle enemigos, el gobierno pone a su disposición un avión militar que le llevará hasta Bolonia, donde Backman tendrá que empezar a vivir bajo una nueva identidad… Al menos en teoría. En realidad, la CIA tiene intención de informar de su paradero a los servicios de inteligencia de Israel, Rusia, China y Arabia Saudí, entre otros. A partir de este momento, ya no se trata de si Backman consigue sobrevivir -esto es imposible- sino de quién le matará…

Una novela no muy conocida del autor. Aquí se pasa al thriller conspirativo. Con magníficos resultados.

Un abogado rebelde
Sebastian Rudd no es el típico abogado: lleva arma y su oficina es una camioneta a prueba de balas conducida por su guardaespaldas, que a su vez es su asistente legal y único amigo. Defiende a quienes otros no querrían ni ver: un drogadicto, un chico tatuado que supuestamente forma parte de un culto satánico acusado de acosar y matar a dos niñas pequeñas, un criminal en el corredor de la muerte, un hombre arrestado por disparar a unos geo al entrar por error en su casa… ¿Por qué estos clientes? Porque cree que todo el mundo tiene derecho a un juicio justo, incluso aunque él tenga que hacer trampa para conseguirlo. Odia la injusticia, no le gustan las aseguradoras, los bancos o las grandes empresas, desconfía de cualquier persona que tenga que ver con el Gobierno y se ríe de las nociones del sistema judicial sobre comportamiento ético.

Supongo que aquí. El protagonista de esta novela. Seria el abogado que le hubiera gustado ser. Cruzando todos los limites.

Cámara de gas
¿Tiene derecho un asesino a una nueva oportunidad? Un tenso thriller que conduce a una profunda reflexión sobre la justicia y el perdón. Adam Hall lleva apenas un año en uno de los bufetes más prestigiosos de Chicago cuando se presta voluntario para la defensa del caso más difícil que se haya visto en el ramo. Su futuro cliente no quiere ni a Adam ni a su bufete. Es un racista declarado e impenitente, con un historial repleto de violencia. Se encuentra en el corredor de la muerte por el asesinato de dos niños judíos, en un atentado horrible que tuvo lugar en 1967. ¿Por qué iba a querer a un abogado novato como Adam para que le defienda? ¿Y por qué querrá Adam tan desesperadamente llevar este caso? La respuesta está en el pasado, en un secreto que lleva veinte años enterrado en la sinrazón de otra época. Pero el tiempo está en su contra, tiene cuatro semanas antes de que Sam, su nuevo cliente, sea ejecutado en la cámara de gas.

Una de las mejores novelas del autor.

Causa justa
Michael tenía prisa. Se abría paso como podía en el escalafón de Drake & Sweeney, un enorme bufete de Washington, D.C. Era una estrella emergente sin ningún tiempo que perder; no podía permitirse ni un respiro, ni detenerse a echar calderilla en los vasos de cartón de los mendigos. No tenía tiempo para la conciencia. Pero un encontronazo violento con un hombre sin techo estuvo a punto de detenerlo. Michael sobrevivió, pero no su asaltante. ¿Quién era aquel tipo? Michael investigó y dio con un oscuro secreto, un secreto que involucraba a Drake & Sweeney.

Otro de los grandes.

El estafador
Puesto que los jueces federales se enfrentan a menudo a criminales violentos y a organizaciones corruptas sin ningún escrúpulo, es sorprendente que hasta ahora solo cuatro de ellos hayan sido asesinados. El juez Raymond Fawcett es el número cinco.¿Quién es el estafador? Y ¿qué tiene que ver con el asesinato de un juez? Su nombre, de momento, es Malcolm Bannister. ¿Profesión? Fue abogado. ¿Lugar de residencia actual? Centro Penitenciario Federal de Frostburg, Maryland. Sobre el papel, la situación de Malcolm no pinta nada bien; pero guarda un as en la manga: sabe quién asesinó al juez Fawcett y también sabe por qué. El cadáver del juez fue hallado en su cabaña a la orilla de un lago. La entrada no había sido forzada. Lo único que encontraron fueron dos cuerpos sin vida: el del juez y el de su joven secretaria. Y otra cosa: una caja fuerte grande, el modelo más moderno y más seguro, abierta y vacía. Y ¿qué había en la caja fuerte? Al FBI le encantaría saberlo. 

Ni las más altas instancias, se escapan al escrutinio del autor.

El último jurado
Clanton, Mississippi, 1970. El joven Willie Traynor llega a la ciudad montado en un Triumph Spitfire y armado de ambición. Al poco tiempo se convierte en el propietario del único periódico local, conocido por sus cuidadas necrológicas. Mientras el país vive sumergido en la confusión causada por la guerra del Vietnam, la lucha racial y el abandono de unos valores caducos, Willie vive aislado. Su vida da un giro cuando una joven madre es asesinada, y él es el único que se atreve a documentar los hechos… Pero jamás podrá olvidar la cara del asesino, que juró vengarse tras ser sentenciado a cadena perpetua. El autor del crimen fue Danny Padgitt, miembro de una poderosa familia conocida por sus negocios turbios. Ahora, nueve años más tarde, es liberado gracias a la influencia de su familia y a un sistema legal corrompido. Es peligroso y soberbio. Y no ha olvidado. El día más temido por aquellos que formaron parte del jurado que le condenó ha llegado: ¿cumplirá Danny su palabra?

En casos como este, que seas elegido como jurado, es muy jodido.

La apelación
En una abarrotada sala de un tribunal del estado de Mississippi, el jurado pronuncia un veredicto totalmente inesperado: declara culpable a una poderosa empresa química por realizar vertidos tóxicos en el sistema de conducción de agua potable de la ciudad, lo que ha provocado la incidencia de cáncer más alta de la historia. La empresa apela al tribunal supremo del estado. Sin embargo, Carl Trudeau, el propietario, no confía en que emita un fallo favorable. Aprovechando que hay una vacante en el tribunal, decide presentar a su propio candidato, aunque le cueste una gran suma de dinero. Para eso se pone en contacto con una empresa que le selecciona un abogado joven y maleable. Le financian, le promocionan y le moldean a su gusto para que llegue a convertirse en juez del tribunal supremo. La apelación es un drama intenso, que aborda un tema muy actual y está lleno de sorpresas. Una historia llamada a suscitar preguntas sobre qué significa la justicia. 
La confesión
Travis Boyette es un asesino. En 1998, en una pequeña ciudad de Texas, raptó, violó y estranguló a una de las chicas más guapas y más populares del instituto. Enterró el cadáver en un lugar donde nadie lo encontraría nunca y luego esperó. Observó impasible mientras la policía detenía a Donté Drumm, la estrella del equipo de fútbol que nada había tenido que ver con el crimen. Donté fue acusado, declarado culpable y condenado a muerte. Ahora han transcurrido nueve años y solo faltan cuatro días para la ejecución de Donté. En Kansas, a más de seiscientos kilómetros de la cárcel, Travis también se enfrenta a su destino: un tumor cerebral que le deja muy poco tiempo de vida. Decide hacer lo correcto por primera vez: va a confesar. Pero ¿será capaz un hombre culpable de convencer a los abogados, los jueces y los políticos de que están a punto de ejecutar a un hombre inocente? 
La hermandad
Se hacen llamar «La Hermandad». Son tres ex jueces corruptos que cumplen condena en la prisión federal de Florida. Uno fue encarcelado por fraude fiscal, otro por desviar ganancias del bingo y el tercero por haber conducido borracho con un coche robado. Podrían matar el tiempo recordando antiguos casos, dispensando justicia carcelaria y reflexionando sobre qué ha ido mal en sus vidas. Sin embargo, están más interesados en cómo seguir ganando dinero fácil mientras cumplen condena. Pasan horas sentados en la biblioteca escribiendo cartas frenéticamente mientras toma forma un retorcido plan de extorsión que consiste en chantajear a homosexuales ricos que no hayan salido del armario. Parece que han encontrado la víctima perfecta: Aaron Lake, el candidato a las próximas elecciones presidenciales. Lo que no saben los miembros de «La Hermandad» es que están a punto de entrometerse en una confabulación diseñada por Teddy Maynard.

John grisham, ha escrito muchos más libros. De echo, escribe uno al año. Desde que lei, el primero de sus libros. Siempre hay algún libro suyo en la lista de futuras lecturas. He apuntado aquí, los que me han gustado mucho. Si tuviera que poner los que no me han gustado nada o poco. La lista seria muy corta.

Si os dan pereza los excesos de legalismos. No hay problema los que hay son pocos y muy bien explicados. Al final siempre es el mismo libro. David contra Goliath. Pero cada historia es una batalla diferente.

Para mi gusto el mejor escritor de thriller legales y uno de los mejores escritores de thrillers en general. Y la sensación que trasmite es que el autor es un gran tipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: