Charlotte, Emily y Anne Brontë. Gracias por vuestra Obra.

Hay autores, de los que solo te interesa su obra y nada más.Creadores que como personas no valen nada, o no tienen ningún interés, cuando no provocan directamente rechazo. Y hay creadores que su persona, te provoca curiosidad. Te apetece conocer sus circunstancias. Esto me pasa a mí con las hermanas Brontë.

A la escritora Angeles Caso, le pasa lo mismo. Indago, se documento y lanzo un libro sobre ellas, su vida y sus circunstancias.

16 de julio de 1846. En la casa parroquial del pueblecito inglés de Haworth, las tres hijas del pastor comienzan la jornada ocupándose de las tareas domésticas mientras esperan que llegue la tarde, cuando puedan sentarse juntas para dedicarse a escribir a escondidas las novelas que ansían publicar. Son las hermanas Brontë, tres mujeres solteras de alrededor de treinta años que, desde la infancia, gracias a la literatura, han sobrevivido a las tragedias familiares, la falta de recursos económicos y el aislamiento. 

Durante ese verano, Charlotte escribe Jane Eyre. Emily se dedica a Cumbres borrascosas. Y Anne se concentra en Agnes Grey. Ignorando el extraordinario destino que espera a sus obras literarias, las tres vierten en ellas sus sueños, sus frustraciones y sus pasiones ocultas, convirtiendo aquella casa oscura y vulgar, atravesada por las muertes tempranas de muchos de sus habitantes, en un espacio lleno de luz.

La verdad es que el titulo, totalmente acertado, por que ese fuego interior, es el que las hizo lanzarse a escribir.

Las hermanas Bronte, vinieron al mundo a principios del 1800 en un pueblo pintoresco de Inglaterra, llamado Haworth. Hijas de un pastor anglicano de origen irlandés. Pronto perdieron a su madre y a sus dos hermanas mayores, por culpa de la tuberculosis, que en aquella época era endémica.

Nacieron y se criaron, corriendo y felices por las praderas de su entorno, gracias a tener un padre culto e instruido. Sabían leer y escribir perfectamente. Eran unas niñas muy raras, Leían y leían mucho.Cosa que para la época era como poco sospechoso, Mujeres leyendo. Adonde vamos a ir a parar. No solo eso, también leían periódicos y en el colmo de la desfachatez, comentaban las noticias.

Como esta mandado, una mujer no podía acceder a la universidad. Su principal cometido era casarse y tener hijos. Pero eso planteaba un problema. Su padre no tenia un duro, para una buena dote, no eran guapas y además tenían opiniones propias. La única salida medio decente, que les quedaba era dedicarse a la enseñanza, por supuesto de otras señoritas. Mujeres enseñando a caballeros. Vade reto satanás.

Charlotte y Anne tuvieron que salir del hogar, y emplearse como profesoras en internados y casas de buenas familias. Sitios en donde no eran consideradas más que personal de servicio. Emily era de carácter huraño y de salud muy frágil. Por lo que le toco quedarse, cuidando a su padre y a si misma.

Anne, llevaba mejor la situación, pero Charlotte, siempre fue la rebelde de la familia. Y no lo llevaba nada bien.Intentaron montar una escuela en su propia casa, pero su hermano Branwell, les fastidio la idea (hablaremos luego de el).

Al final tomaron una decisión, no querían separarse, ni irse de su casa, no tenían dinero. Decidieron probar suerte con la literatura y en 1846 publicaron un libro de poemas, que llevaban tiempo escribiendo. Eso si publicaron con seudónimo, masculino por supuesto. Mujeres escribiendo mal, pero ya publicarlo. Eso era estar a un paso de la más absoluta degeneración. Aparte que nadie en su sano juicio compraría un libro escrito por mujeres.

Currer, Ellis y Acton Bell, fue el seudónimo que eligieron, tres hermanos. El libro tuvo buenas criticas y vendió la nada desdeñable cifra de un ejemplar. La buena de Charlotte, inasequible al desaliento, las convenció de seguir escribiendo, pero se dedicarían a la literatura, que daba más dinero y tenia más aceptación entre el público.

En 1846, se encerraron en la rectoria. Por las mañanas se dedicaban a las tareas del hogar y por las tardes en secreto, para no contrariar a su hermano (una buena pieza), escribían. Cada una, se dedico a una novela.

Charlotte, tenia 30 años, cuando escribió Jane Eyre. Emily 29 y escribió Cumbres Borrascosas y la pequeña Anne 27 y es la autora de Agnes Grey. Publicaron con los seudónimos que ya habían utilizado para su libro de poemas.

Los libros crearon mucha controversia entre los críticos. ¿ quienes eran estos tíos, que en sus novelas les daban unos roles a las mujeres, que no eran los que la sociedad y dios, les habían dado?Y lo peor estaban magníficamente escritos.Pero como la calidad se impone, vendieron y vendieron mucho y se hablo mucho de las novelas.

A raíz de los palos que recibieron desde las mentes bien pensantes de círculos literarios y de otros también. Emily, fue a la que más le afecto las criticas y tomo la drástica decisión de abandonar la literatura y volver a sus quehaceres del hogar. Charlotte y Anne si siguieron escribiendo.

Charlotte  se puso con Shirley una obra de fondo político y Anne con La inquilina de Wildfell Hall, una novela claramente feminista, sobre las capacidades de la mujer, dentro de un entorno y sociedad profundamente machista.

Pero como se dice, la alegría no dura en la casa del pobre, y en el año 1848, moría Branwell, su hermano con 31 años.

Branwell Bronte. En una orquesta siempre hay un musico que desafina, en esta orquesta fue Branwell. No por falta de talento, que lo tenia y mucho, sino por sus propios demonios internos. En una casa de principios del 1800, ser el único hijo varón de la familia, daba muchos privilegios, pero también daba la carga de que todos esperan mucho de ti, sobre todo a nivel económico y de status, que tienes que alcanzar. Y cuando el carácter no es todo lo fuerte que se desearía. No es difícil caer en el alcoholismo y en las drogas de la época (opio). Branwell, fue un decente pintor y un excelente caricaturista amen de un magnífico poeta.

Su errática personalidad, lo llevo de un trabajo a otro, lo que unido a su alcoholismo y drogadicción. Convirtieron su vida en un desastre. Hay controversia sobre. El echo de que al final, supiera o no, la autoría de las novelas de sus hermanas. Como a principios del siglo XX, circulo una teoría de que cumbres borrascosas realmente la escribió él. Teoría totalmente descartada.

La muerte de Branwell, devasto a las hermanas, especialmente a Emily, la cual devorada por la tuberculosis, murió ese mismo año a los 30. Anne la acompaño cinco meses después, también víctima de la misma enfermedad.

Podemos imaginarnos como quedo Charlotte, sin sus adoradas hermanas y sin su hermano. Sola en casa con su anciano padre. Pero Charlotte, no era mujer de rendirse. Tomo varias decisiones, la primera y más valiente, fue dar a conocer los nombres de las verdaderas creadoras de las novelas. Que para entonces eran un éxito. Y la siguiente fue seguir escribiendo. Publico 4 novelas. Las hermanas Bronte ya eran un fenómeno en el mundo editorial. Provocaban una enorme curiosidad.

Y tomo una ultima y desgraciada decisión. Casarse con otro pastor anglicano. Su padre que conocía, quería y respetaba a su hija. Le animo a no hacerlo. Pero buena era ella, para que le dijeran lo que tenia o no que hacer. Tenia 37 años y unos meses después, debido a complicaciones en el embarazo moría. Era el año 1855.

Su padre la sobreviviría 6 años, más viviendo solo en la casa, que ya se había convertido en un centro de peregrinaje, A donde la gente acudía a ver cual había debido de ser la fuente de inspiración de las hermanas Bronte. Ya en los altares de la literatura.

Falleció en 1861 y con el, acabo la familia. No había ningún tipo de descendencia. Solo quedo su obra, ya inmortal.

Decidida a lograr su independencia económica y a ayudar en su casa, Agnes Grey, la hija menor de una familia venida a pique, se coloca como institutriz en la casa de la familia Bloomfield. Su juventud e inexperiencia, así como la crueldad de los niños con quienes le toca lidiar y la frialdad de sus padres, son una difícil piedra de toque. Pero su perseverancia la llevará a cambiar de casa en busca de mejores perspectivas. Con sus nuevos empleadores, los Murray, las condiciones tampoco son fáciles, pero Agnes, poco a poco, se abrirá camino…
Tras muchos años de abandono la mansión en ruinas de Wildfell Hall es ocupada de nuevo por una mujer misteriosa y su pequeño hijo. La nueva inquilina al parecer viuda, no tardara en atraer las sospechas de los vecinos con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones radicales y su extraña y melancólica belleza, sin embargo, el pasado de esta mujer es más oscuro y tortuoso que cualquiera de las murmuraciones que sus vecinos son capaces de imaginar, a su vez se enamora de ella un joven e impetuoso agricultor que deberá ir conociendo poco a poco que oculta esta misteriosa mujer.haciendo de esta historia un hermoso relato de amor prohibido, y un frio e intenso retrato del fracaso de un matrimonio fallido degradado por el abuso y la violencia.
El señor Earnshaw, dueño de Cumbres Borrascosas y padre de Catherine y de Hindley, adopta a Heathcliff, un niño huérfano. Entre Catherine y Heathcliff surgirán inmediatamente poderosos lazos que irán más allá de la amistad y del amor. Pero Hindley no soporta al intruso y hará de la vida de su hermanastro un infierno. Cuando Catherine, cediendo a las convenciones sociales, traba amistad con su vecino Edgar, Heathcliff desaparece. Volverá a Cumbres Borrascosas convertido en un ser sin escrúpulos, dispuesto a vengarse de ellos y de sus descendientes.
Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.
Lucy Snowe, sin familia, sin dinero, sin posición, entra a trabajar en un internado en una ciudad extranjera, Villette. Sus únicas compañeras son las personificaciones que adopta su interior: la Memoria, la Imaginación, el Vacío, la Desesperanza, la Razón. En el internado su identidad se ve sometida a inquisición. Madame Beck, la directora, la sujeta a sus consignas: espionaje y vigilancia; Ginevra Fanshawe, la escarnece o adula, caprichosamente; el doctor John, joven y apuesto, seductor y melancólico, cree que está enferma; el profesor Paul Emanuel, un «severo hombrecillo» que oculta, bajo su temperamento colérico, un corazón sacrificado, dice haberla conocido desde el primer momento en que la vio; incluso un fantasma –el de una monja que se recluyó por un amor prohibido- la acosa y aterroriza.
William Crimsworth, en su voluntad de independencia, desprecia la tiránica protección de sus parientes y se embarca hacia Bruselas, donde consigue un puesto de profesor de inglés en un internado y debe elegir entre las atenciones de la brillante y astuta directora y la tímida admiración de una joven huérfana que, como él, lucha por superarse y salir de la pobreza. La ética del trabajo articula el ideario de la novela, pero en ella destaca asimismo el solitario y doloroso empeño por conservar la fidelidad a los propios principios en un mundo opresivo y prejuicioso, regido por el disimulo, la vigilancia y la afectación.
Escrita tras el éxito revelador de Jane Eyre, Charlotte Brontë quiso hacer algo nuevo con esta novela. Se trata de una historia de amistad entre dos mujeres rivales en el amor pero unidas en el afecto y la conciencia de su común condición oprimida, en la que se expresa el adelantado y personal feminismo de Charlotte Brontë.

Hoy la casa, donde nacieron es un museo, que siempre esta llena del público que disfruta sus novelas. La gente siempre se hace la misma pregunta. ¿Como tres mujeres encerradas en entre esas cuatro paredes. Lograron alumbrar semejantes obras maestras de la literatura?. Siempre corre el viento en su pueblo, Es un lugar ventoso. Hay esta la respuesta. Sus mentes, sus anhelos fueron como el viento. Jamas se le puede encerrar.

Resultado de imagen de Haworth, museo bronte"
Sus cuartos
Resultado de imagen de Haworth, museo bronte"
El escritorio de Charlotte
Resultado de imagen de Haworth, museo bronte
Las tres hermanas pintadas por su hermano
Resultado de imagen de las hermanas bronte"
Las tres hermanas.

Para terminar diré, que uno de los mejores libros que he leído en mi vida es Cumbres Borrascosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: