¿Noche Buena o En Familia?

Si la noche de navidad, siempre es igual, con las mismas personas, que cuentan las mismas anécdotas o los mismos chistes de todos los años. Una idea para darle algo de color a la velada.

Y que mejor, que invitar a gente interesante y curiosa a dicha cena. Seguro que tienen anécdotas muy jugosas que contar. Y ese cosquilleo en el cogote que da el miedo. ¿Ese preguntarse como acabara la noche mal o muy mal ?, ¿ seré yo el plato principal?¿ será rápido o doloroso?¿ donde están los cuchillos que faltan de la mesa ?. Juraría que los puse todos.

Señoras, señores. Inviten a un psicópata real en su cena de navidad.les presento a algunos. Que harán muy entretenida su cena.

El 26 de febrero de 1994, tras una errática investigación, la policía descubre enterrados en el jardín de Fred y Rosemary West los restos de su hija Heather. El matrimonio ya había sido denunciado hacía unos cuantos años por una jovencita que había trabajado como canguro en su casa. Pero ahora, en el atroz rompecabezas compuesto por los huesos de Heather, hay un tercer fémur que no le pertenece. Las excavaciones continuarán y los restos de otras ocho mujeres son encontrados en el jardín y en el interior de la casa.
el monstruo de florencia-douglas preston-mario spezi-9788401337512
Una apasionante investigación de un caso real de asesinatos múltiples.
El azar quiso que el novelista Douglas Preston, que en 1999 residía en Florencia, se topase con la historia de un monstruo de carne y hueso que asesinó a siete parejas de novios mientras retozaban en sus coches. Fascinado por este terrible caso sin resolver, y ante la incompetencia de la policía, decidió investigarlo por su cuenta junto con el periodista Mario Spezi, gran conocedor del tema. Sus pesquisas, que dan cuerpo a esta fascinante crónica, acabaron con la expulsión de Preston de territorio italiano y el encarcelamiento de Spezi.
Resultado de imagen de The Stranger Beside Me
THE DEFINITIVE WORK OF AMERICAN TRUE CRIME FROM “AMERICA’S BEST TRUE-CRIME WRITER” (Kirkus Reviews) Utterly unique in its astonishing intimacy, as jarringly frightening as when it first appeared, Ann Rule’s The Stranger Beside Me defies our expectation that we would surely know if a monster lived among us, worked alongside of us, appeared as one of us. With a slow chill that intensifies with each heart-pounding page, Rule describes her dawning awareness that Ted Bundy, her sensitive coworker on a crisis hotline, was one of the most prolific serial killers in America. He would confess to killing at least thirty-six young women from coast to coast, and was eventually executed for three of those cases. Drawing from their correspondence that endured until shortly before Bundy’s death, and striking a seamless balance between her deeply personal perspective and her role as a crime reporter on the hunt for a savage serial killer — the brilliant and charismatic Bundy, the man she thought she knew — Rule changed the course of true-crime literature with this unforgettable chronicle.
Hombre De Hielo (Clio. Crónicas de la Historia)
Durante más de cuarenta años, Richard Kuklinski, «el Hombre de Hielo», vivió una doble vida que superó con creces lo que se puede ver en Los Soprano. Aunque se había convertido en uno de los asesinos profesionales más temibles de la historia de los Estados Unidos, no dejaba de invitar a sus vecinos a alegres barbacoas en un barrio residencial de Nueva Jersey. Richard Kuklinski participó, bajo las órdenes de Sammy Gravano, «el Toro», en la ejecución de Paul Castellano en el restaurante Sparks. John Gotti lo contrató para que matara a un vecino suyo que había atropellado a su hijo accidentalmente. También desempeñó un papel activo en la muerte de Jimmy Hoffa. Kuklinski cobraba un suplemento cuando le encargaban que hiciera sufrir a sus víctimas. Realizaba este sádico trabajo con dedicación y con fría eficiencia, sin dejar descontentos a sus clientes jamás. Según sus propios cálculos, mató a más de doscientas personas, y se enorgullecía de su astucia y de la variedad y contundencia de las técnicas que empleaba. Además, Kuklinski viajó para matar por los Estados Unidos y en otras partes del mundo, como Europa y América del Sur. Mientras tanto, se casó y tuvo tres hijos, a los que envió a una escuela católica. Su hija padecía una enfermedad por la que tenía que estar ingresada con frecuencia en hospitales infantiles, donde el padre se ganó una buena reputación por su dedicación como padre y por el cariño y las atenciones que prestaba a los demás niños.. Su familia no sospechó nada jamás.
night stalker: the life and crimes of richard ramirez-philip carlo-9780786018109
Twenty years after Richard Ramirez left thirteen dead and paralyzed the city of Los Angeles, his name is still synonymous with fear, torture, and sadistic murder. Philip Carlo’s classic The Night Stalker, based upon three years of meticulous research and extensive interviews with Ramirez, revealed the killer and his horrifying crimes to be even more chilling than anyone could have imagined. From watching his cousin commit murder at age eleven to his nineteen death sentences to the juror who fell in love with him, the story of Ramirez is a bizarre and spellbinding descent into the very heart of human evil.
john wayne gacy, el payaso asesino (flash biografía) (ebook)-john wayne-9788416628643
La aterradora historia de John Wayne Gacy, el payaso asesino.
John Wayne Gacy, el payaso asesino documenta el escalofriante caso de este asesino en serie de Chicago que llegó a violar, torturar y asesinar a treinta y tres hombres jóvenes.
Gacy era considerado por sus vecinos un ciudadano ejemplar y encantador, por lo que cuando salieron a la luz sus crímenes, nadie se podía creer que él fuese el responsable. Gacy llegó a crear un personaje, el del payaso «Pogo», y actuaba en desfiles y actos benéficos para recaudar fondos. Su imagen disfrazado y maquillado de payaso es uno de los iconos más reconocibles de la cultura pop norteamericana del siglo XX.
el hombre que no mató lo suficiente. los macabros secretos del 'carnicero de milwaukee'- anne e. schwartz-mkt0005033831
Una noche de julio de 1991, dos policias vieron un hombre que huía esposado del apartamento de Jeffrey Dahmer
ed gein "el carnicero de plainfield"-9788416921638
Ed Gein es uno de esos personajes de la historia que más ha fascinado al mundo de los criminólogos y a los siquiatras forenses. Un personaje siniestro por sus asesinatos y por su comportamiento después de estos. Después de morir su madre, al quedar solo en casa, la enfer-medad mental que albergaba, se dispara, entonces busca en su solitario mundo y asocial en el que vive un reencuentro con su dominante madre. Sus asesinatos estaban siempre dirigidos a mujeres, a las que considera prostitutas, como pensaría su propia madre y parece que le dicta en la conciencia desde su tumba.
btk (atalas, torturalas, matalas): treinta y un años de impunidad para un asesino en serie-roy wenzl-tim potter-9788484286189
Dennis Rader, padre de familia, vigilante condecorado del Ayuntamiento de Park City y presidente de la congregación de la Iglesia Cristiana Luterana, tenía en realidad una doble vida. Bajo esa aparente afabilidad y bondad se escondía un asesino cruel. Le gustaba torturar a sus víctimas que, atadas, no podían defenderse y morían bajo el signo, además, de la desviación que el criminal sentía por el bondage: vestirse y fotografiarse atado y con ropa interior de sus víctimas. Pero Rader cometió el error de la vanidad y, comunicándose a través del diario local de su ciudad, The Wichita Eagle, a quien describió su primer asesinato anunciando que su contraseña sería Bind them, torture them, kill them (átalas, tortúralas, mátalas) facilitó una pista para que le rastrearan informáticamente. Después de treinta y un años impune, detenerle fue fácil. Actualmente cumple cadena perpetua por diez asesinatos.
Albert DeSalvo: the Boston Strangler (True Crime Shorts Book 5) (English Edition) de [White, David]
n the early 1960s, the Boston area was gripped targeted by a Strangler; also known as the “Silk Stocking Murders”, the Strangler was responsible for the murders of 13 women. The bulk of the victims were discovered with their nylon tights wrapped around their necks, and had been strangled. The age of the victims ranged from 19 to 85 years old, and they were all sexually assaulted.
Albert DeSalvo was already in prison for a series of unrelated sexual assaults when he confessed to being the Strangler; although the balance of probability points towards DeSalvo’s guilt, many experts still express doubts as to the true identity of the Strangler.

No vamos a invitar a más, que en navidades sube mucho la cesta de la compra. Unos pequeños consejos para intentar llegar por lo menos a los turrones.

A Fred y Rosemary West. No hay mucho peligro, por que hasta que no cogen confianza de semanas, no matan.

Al monstruo de Florencia, nada mejor que después de cenar, no ir a retozar al ribazo. Eso nos mantendrá a salvo.

Con Ted Bundy, se complica la cosa. Como a la cena acuda alguna mujer morena de pelo largo liso. Muy mal. Era el tipo de mujer que mataba.

Con Richard Kuklinski, se complica mucho más la cosa. Como se aburra, malo. Declaro que matar era lo único que le provocaba algún tipo de emoción humana. Mejor no poner tele cinco.

En el caso de Richard Ramírez, es al revés, a este ponerle tele cinco a todo volumen. Ya que decía que satan le hablaba y le ordenaba que matara. Si escucha a jorge Javier Vázquez.A todo volumen no escucha al satan.

John Wayne Gacy, nada más llegar a la cena, revisarle no se haya traído en la maleta un traje de payaso. Como se lo ponga, ya podemos correr.

A Jeffrey Dahmer, bajo ningún concepto, dejarlo cocinar. Era caníbal. Y solo comía lo que mataba él.

A Ed Gein que no os re decore la casa, tenia afición a coger partes de los cuerpos que mataba o desenterraba en el cementerio y hacer muebles, lamparas y cosas así. Todo un diseñador.

Dennis Rader, este como lo pilles, o es encantador u os corta la cabeza. Por si acaso servirle siempre el primero y los mejores trozos.

Albert desalvo. Si os quiere tomar las medidas del cuello para regalaros un collar o una corbata. Ni que se acerque. Era estrangulador.

A que después de imaginaros cenando en navidad con estos, la experiencia familiar no suena tan mal.

Feliz navidad o no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: